Echo Flex

El Amazon Echo Flex es considerado uno de los dispositivos inteligentes que más acerca al usuario al concepto de casa inteligente del futuro. Se trata de un altavoz inteligente que puede ser conectado a cualquier toma de corriente en tu hogar para ser asistido por la funcional Alexa.

Una de las características más innovadoras del Echo Flex es que es completamente portátil, no posee cables externos como el resto de los altavoces del mercado, es pequeño y gracias a una luz LED el usuario puede reconocer si Alexa está escuchando, si tiene notificaciones nuevas o si el dispositivo está conectado a internet, lo cual es de mucha ayuda.

Otra de sus mejores características es que consume muy poca energía (2 W por hora) y gracias al puerto USB que posee en la parte inferior, el usuario tiene la opción de conectar cualquier dispositivo inalámbrico para cargarlo; lo cual sería de mucha ayuda si en tu espacio hay muy pocos enchufes disponibles.

El Amazon Echo Flex llegó para ofrecer a los usuarios una opción de altavoz inteligente a cambio de un precio accesible. Su diseño pequeño, portátil y al mismo tiempo elegante, lo hace el altavoz inteligente ideal para llevar a un viaje o simplemente para ser el asistente que te acompañe mientras cocinas.

La ausencia de cables externos, a diferencia de otros altavoces, lo hace único y llamativo, pues brinda la oportunidad de convertir una toma de corriente común en una verdadera fuente de conocimiento. Claro, con la ayuda de Alexa.

FUNCIONES Y DISEÑO DEL AMAZON ECHO FLEX

Este pequeño altavoz inteligente de tan solo 154 gramos ofrece toda la potencia de Alexa en un pequeño empaque.

El Echo Flex es la versión más económica de la familia de altavoces Amazon, el precio es de 30 euros, pero es posible encontrarlo con rebajas de un 50% menos. Su diseño singular, el cual es bastante parecido al de un ambientador realmente elegante, posee un bombillo LED que se enciende para saber que Alexa está escuchando o avisar de alguna notificación, dos botones en la parte frontal, uno para silenciar los 2 micrófonos que trae y ofrecer mayor privacidad y otro para accionar al dispositivo.

También posee un puerto USB en la parte inferior que alimenta a una potencia de 7,5 W y que sirve para cargar un móvil, cualquier otro dispositivo que posea puerto USB o adicionar otros productos de la familia Amazon diseñados exclusivamente para el Echo Flex, como una luz nocturna o un sensor de movimientos… hasta el momento.

Amazon Echo Flex con accesorios

Su jack de 3,5 mm ubicado en uno de sus costados es ideal para conectar unos altavoces externos que amplíen el volumen al momento de escuchar música en espacios muy abiertos. Y sí, estamos hablando de conectar altavoces a un altavoz inteligente; lamentablemente las ranuras de altavoz ubicadas en la parte frontal del Echo Flex son muy pequeñas y no ofrecen una experiencia memorable al momento de escuchar música.

Este es, quizá, uno de los contrastes más relevantes con respecto al resto de los integrantes de la familia de altavoces inteligentes Amazon. La verdad es que el Echo Flex no cuenta con espectros de graves y agudos, por ende, la música tiende a escucharse un poco “encajonada”. Así que si buscas un altavoz inteligente que te permita escuchar música en una mejor calidad, tienes opciones como el Amazon Echo Plus o el Amazon Echo Dot (3a generación).

Podemos decir que el Echo Flex es ideal para escuchar música, podcasts o ser asistido por Alexa en espacios reducidos como el baño; al momento de una ducha o un baño en la tina, en la cocina; mientras cocinas y deseas conocer el tráfico, clima, la cartelera del cine o simplemente acostado en tu cama o sofá, mientras escuchas tu audiolibro favorito y le pides a Alexa que apague las luces de la habitación.

CREA ESPACIOS INTELIGENTES

A pesar de que su experiencia sonora no es la mejor del mercado, el Echo Flex puede ser el inicio de una aventura con dispositivos como los altavoces inteligentes. Su precio accesible lo convierte en un excelente primer pie para vivir la experiencia de crear espacios inteligentes en tu hogar, todo eso gracias a Alexa, la asistente virtual de Amazon.

A pesar de que los dos micrófonos que posee no tengan gran alcance, en comparación el resto de la familia Echo, podrás comunicarte con otras habitaciones que también dispongan de altavoces inteligentes, encender/apagar luces, bloquear puertas, ajustar termostatos, hacer compras por Amazon ¡hasta encender la cafetera!

El Echo Flex también dispone de Bluetooth, así que podrás conectarte a otros dispositivos para escuchar música, en caso de que no tengas un altavoz auxiliar a la mano.